tw_bg333-2

Primeros pasos

Aquí un mensaje de Juan Manuel por el estreno esta noche de “Primeros Pasos”, la canción que hizo para apoyar a la Fundación Mexicana del Pie Equino Varo y en la que es acompañado por muchos y muy talentosos amigos músicos:

“Después de la muerte de mi padre (el año pasado) hicimos un viaje familiar a la playa para (no le digan a nadie, porque creo que es ilegal, pero) arrojar… digámos que “algo simbólico” al mar… durante ese viaje, platiqué con Lety, la novia de mi padre, de un proyecto de una amiga suya; este proyecto es la Fundación Mexicana del Pie Equino Varo. Yo no tenía la menor idea de la existencia ni la labor de esta fundación (que apoya a más de 1500 niños actualmente) y tampoco sabía exactamente a qué se refería ese término (pie equino varo) pero cuando me lo explicaron y me describieron cómo se veía la malformación, me quedó claro que sí que la había visto en las calles (y varias veces), desafortunadamente la mayoría de éstas en gente que se ve obligada a pedir limosna desplazándose con muchísimo esfuerzo o -de plano- postrada en el suelo. Lo más impactante de la información que recibí ese día, fue el saber que si esas personas se hubieran tratado de niños, tendrían pies y piernas IDÉNTICOS a los míos. E incluso saber que todavía -sí, hoy- se podrían tratar. Lo más probable es que tampoco ellos lo supieran. En fin…
En esos momentos mi proyecto de vida de 8 años, la banda Torreblanca, estaba ya en una pausa indeterminada y necesaria. Yo sentía algo de pánico ante la idea de regresar a la música y tampoco sabía (en general) qué hacer con mi vida. Pero me nacieron las ganas de ayudar a Male en cualquier medida posible con su fundación. Tuvimos varias juntas y llegamos a dos metas: un proyecto de Donadora para poder importar 3000 férulas nuevas a México que ayudarán en su tratamiento a mínimo 6000 niños más. Y una canción (lo que sé hacer, al fin y al cabo) que -por un lado- atraiga gente al proyecto de Donadora y -por otro, y más importante- viva en internet y pueda ser un foco informativo sobre el tema y la existencia tanto de esta deformidad congénita (corregible) como de la fundación que tanto se está esforzando porque no haya obstáculos para los papás que quieran tratar a sus hijos.

Para no hacer el cuento más largo. Un día me senté a mi piano y traté de hacer una canción que abordara el tema desde un lugar ligero, alegre, no triste, no solemne, no deprimente. Salió “Primeros Pasos” que -a la vez- sería el título de la campaña de Donadora. Se la mostré a mi querido y talentosísimo amigo Dave Pineda y le gustó tanto que me ofreció su invaluable ayuda aterrizando un arreglo. Normalmente me gustaba tener (en cierta medida) las riendas del arreglo de las canciones antes. Pero me entusiasmaba muchísimo el apoyo generoso y de corazón de Dave, a quien además admiro tanto. El resultado, ya lo escucharán! Después de todo Dave acabó ayudando también en aspectos de logística y producción (e interpretación, cantando, etc), no solo de arreglo, e involucró a Federico Martinez Preisser quien nos brindó un enorme y generoso apoyo también dejándonos grabar mil cosas en su precioso estudio de la Portales, Saratoga Records, y después llevando el timón de la mezcla de la canción. Yo no sé qué haría sin la amistad y el apoyo de mi queridísimo amigo genio Dan Zlotnik quien también se sumó grabando, editando, tocando, dejándonos grabar voces en su estudio Zgroovnik (y haciendo el café más rico de la Narvarte). Y poco a poco se fueron sumando talentos colosales que hicieron esta experiencia algo muy, muy entrañable y hasta curativo para mí.

Dicen que todo altruismo tiene algo de egoísta ¿no? Pues me consta. En la descripción del video están los créditos de todos los amigos músicos que participaron, y no cabe en ningún post de Facebook toda la magia que se vivió con ellos en el estudio. Pero es importante decirles una y mil veces GRACIAS. Gracias también a los amigos nuevos que se sumaron sin conocerme y casi sin escuchar la canción, solo porque creen que es importante hacer estos pequeños grandes esfuerzos que son como semillas que -uno nunca sabe- quizás traerán algún bien después a alguien que lo necesita, quizás le cambiarán la vida a alguien. Gracias a Cuceb Piloto (cantante y lider de la banda Miró) quien nos deslumbró a todos con su energía, su interpretación de corazón y con esa voz viva, rockera y hermosísima), gracias a Paulina Sotomayor que fue la primera en cantar y me encantó -como siempre- su presencia y su energía.

Gracias a los queridísimos Espumas y Terciopelo, Maricha y Memo, que se sumaron con todo el entusiasmo y brindaron sonrisas, luz, voces y guitarra. Gracias a mi adorada Flor Amargo que -como siempre- estaba en medio de mil tocadas y trayectos y clases y grabaciones, pero movió cielo, mar y tierra para llegar a casa de Dan y en 20 minutos grabó una voz preciosa en la que se puede ver su sonrisa y se puede ver ese corazón sensible y único brillar. Gracias a la luminosa Jazmín Solar que estuvo con la mejor disposición un ratote aportando ideas, armonías vocales (con esa voz aterciopelada que es puro derroche de sensualidad) y la solidaridad de alguien que ya sabe lo que es ser madre y lo que significan e importan los hijos. Gracias a mi querido y admirado amigo LS Marcol quien llevó su voz única y esa actitud siempre optimista (guiño, guiño) logrando algunos de mis momentos favoritos de la canción. Gracias a La Marisoul Hernandez quien, divina y generosísima, nos hizo un espacio en la apretadísima agenda de grabación de disco y video de lo próximo de La Santa Cecilia (que suena MAGISTRAL) y nos regaló una voz de esas que derriten el alma y luego la reconstruyen a base de abrazos cantados. Gracias a Sofi Mayen, amada y admirada amiga guerrera, quien hace que salga el sol en el primer coro de la canción con esa voz suya que es un torrente de belleza. Gracias a mi hermana de la música Ximena Sariñana quien en mi vida nunca ha sido menos que una gran amiga, impulsora, generosa, apoyadora, chida, llenando cada lugar de risas y bromas y de su inteligencia creativa y solidaria… es padrísimo cuando entra su voz en el último coro y desde el primer segundo sabes (aun sin ver el video) que es ella… y gracias, para terminar con este agradecimiento a las voces solistas, a mi cantante favorita, a mi maestra, amiga, hermana, a alguien que me ha hecho explotar el corazón y la mente miles de veces, la inigualable y preciosa Iraida Noriega quien se sumó con esa sonrisa y esa pasión y esa musicalidad y ese corazón y… ya escucharán el resultado. (Y lo escucharán sonar con una calidad de primera gracias a Erick Urbina Toranzo quien donó el mastering!)

Me di chance acá un poco de dejarme ir por el disfrute que me generó lo que aportaron todas estas personas (y LOS COROS!!! <3 <3 <3 y LAS CUERDAS!!! <3 <3 <3 ¡¡¡los alientos!!! <3 <3 <3 ay... tanta gente genial) en el aspecto musical... pero creo que lo más importante acá es que esto podría hacer que se conozca más el pie equino varo, su tratamiento y lo fácil que es y lo a la mano que está en México gracias a la Fundación Mexicana del Pie Equino Varo. Un agradecimiento sumamente especial a mi querido amigo Guillermo Llamas de la productora FLESH por levantar este video con pura generosidad y cariño a pesar de lo maratónico y loco que fue el calendario (siempre cambiante) de grabaciones de esta canción. GRACIAS! Espero, claro que sí, que les guste la canción, que la disfruten como nosotros. Pero me gustaría todavía más que la compartan, que -si pueden- donen (el link al proyecto de Donadora está en la descripción del video) y que -por un segundo aunque sea- piensen en lo increíblemente afortunad@s y privilegiad@s que somos quienes pudimos así nomás dar nuestros primeros pasos, quienes -sin tener siquiera que pensar en ello- tuvimos dos piernas perfectas y derechitas con dos pies plantígrados que en esta vida nos dejaron correr, brincar, patear una pelota (ya fuera bien o FATAL como yo que siempre hice ridículos en los deportes), bailar, andar en bici, patineta, patines, etc... ¡Qué suerte! ¡Qué milagro nuestro cuerpo! ¿no? El de los niños que nacen con pie equino también es un cuerpo milagroso con capacidad de amar y hacer todas esas cosas, pero necesita ayuda... y mientras más rápido la reciban, mucho mejor. Ojalá esta canción y este video puedan ser un granito de arena en el camino hacia la meta ambiciosísima de erradicar los casos de pie equino varo sin tratamiento en México. Yo quedo muy agradecido por todo el apoyo que este proyecto recibió y por la oportunidad de haber vivido esta experiencia, este proceso. Gracias Lety, gracias Male, gracias papá!"

Dona aquí: “Primeros Pasos”
Visita el sitio de la Fundación Mexicana del Pie Equino Varo